Hoy en el Blog de Durmi os vamos a dar cuatro consejos para ahorrar energía en casa y ver como la factura baja y además estaremos cuidando el medio ambiente.

Es sabido que el consumo energético de las viviendas en España es un 17% del total de la energía consumida en todo el país, un dato bajo. Aún así, es posible disminuir aún más el consumo energético de nuestra vivienda, teniendo más cura con el medio ambiente y también ahorrando dinero en la factura de la luz.

Vigilar los consumos  stand-by

La gran mayoría de los electrodomésticos no se apagan al 100% cuando pulsamos el botón OFF, siempre tienen una luz roja que permanece encendida y, por poco que sea, siguen consumiendo energía aunque el aparato no esté funcionando. Por ejemplo, en standby una televisión puede llegar a consumir 0,6W, una videoconsola 2,4W o un reproductor de DVD 4,1W. Lo mejor es desenchufar los aparatos que no utilizamos habitualmente.

Sustituir la iluminación incandescente por LED

A medida que se vayan fundiendo las bombillas, lo mejor es hacer una inversión inicial y cambiar las bombillas incandescentes por LED. La comparación de consumo entre unas bombillas y otras es la siguiente:

bombillas_comparativa_durmi

 Utilizar temporizadores

Esto puede ser muy útil para el ahorro de energía, pues si el propio aparato no tiene temporizador se pueden comprar a parte a un precio muy económico. Por ejemplo, si pones la calefacción en la habitación puedes programar el temporizador para que se apague a media noche cuando ya estás dormido, así te ahorras tenerlo encendido toda la noche cuando no es necesario.

Cambiar los sistemas de calefacción por las resistencias eléctricas

Este tipo de resistencias nos ayudaran a reducir la factura de la luz, son equipos que consumen un vatio de energía eléctrica por cada vatio generado de calefacción. Por lo tanto, tener la calefacción que funcione por resistencias eléctricas es igual a ahorro energético.

Estos sistemas no son lo mismo que las bombas de calor, que también funcionan con electricidad pero su rendimiento es bastante más bajo, pueden llegar a ofrecer 4W de calefacción con un consumo de 1W.

Fuente: Hogarmanía