Está claro que en el ámbito de la iluminación interior de nuestra vivienda o espacio de trabajo preferimos sin dudarlo la luz natural que la artificial. En Durmi pensamos que la luz natural es calidad de vida. 

La disponibilidad de luz natural es una de las condiciones más valoradas por los usuarios al considerar las condiciones de bienestar y confort en el interior de los edificios. Los beneficios de la luz natural y su contribución a una mejor calidad de vida no puede pasar por alto a los arquitectos y contratistas.

La luz natural reduce la tensión ocular y la irritabilidad, de ahí su consideración de antidepresivo. Y, por qué no considerarlo, mejora el aspecto de las plantas naturales para su mayor disfrute.

Beneficios de la luz natural en el rendimiento 

Estas preferencias y sensaciones agradables provocan efectos positivos en la productividad de los empleados para el caso de edificios en donde se trabaja. está demostrado que ese mayor bienestar de los empleados que trabajan con luz natural produce un incremento en su productividad.

La luz natural es esencial para el desarrollo urbano sostenible y es una consideración importante en el diseño de edificios y en dar forma a las ciudades. Un mayor uso de la luz del día puede ayudar a reducir significativamente el consumo de energía en edificios.

La luz natural es vital para nuestra salud. Ésta dispara nuestros ritmos circadianos, lo que contribuye a nuestra salud y bienestar.