La principal función de los protectores solares es evitar que el sol caliente el interior de las viviendas durante los meses de verano. Una vivienda bioclimática bien diseñada, en época de clima cálido estas protecciones harán que no tengamos la necesidad de instalar un aparato de aire acondicionado. Si por lo que fuera, finalmente se decide instalar uno, estos protectores solares harán que el aparato sea de menor potencia y así también se ahorrará energía eléctrica.

Las viviendas que tienen un aparato de aire acondicionado y también protectores solares exteriores llegan a ahorrar hasta un 50% de la energía eléctrica que se utiliza para la refrigeración de los espacios.

Sobre los protectores solares

  • Deberían ser móviles, que se puedan plegar o recoger para que durante los meses de invierno se deje entrar la luz del sol para que ayude a calentar la vivienda.
  • En verano tienen que impedir la entrada de los rayos de sol directos pero a su vez, dejar paso a la luz indirecta para tener buena luz natural.
  • Si queremos conseguir la máxima eficiencia se tienen que colocar en el exterior de la vivienda para que paren la radiación antes de llegar al vidrio.
  • La posición del sol es cambiante durante el día por eso es necesario saber la orientación de la vivienda y saber que es lo que mejor se adapta a ella.

Los protectores solares exteriores son los más eficientes para reducir la energía. En Durmi los fabricamos con las mejores calidades y sabemos que se adapta mejor a cada vivienda.

Por otro lado, los protectores solares interiores no son tan eficientes como los exteriores. No evitarán que la radiación solar entre a través del cristal y no se evitará el efecto invernadero.