La manera más simple de aplicar los principios de la arquitectura bioclimática al construir un nuevo edificio es elegir una buena orientación. Sucede que la captación solar es ser vital para mantener un ambiente anterior agradable en las zonas de frío extremo, pero también, ser causante de que las habitaciones sean insoportables durante el verano.

Estos dos consejos simples de orientación en la arquitectura bioclimática te permitieran asegurar la posición que tu hogar requiere para ser perfecto todos los días del año

Entiende como tu casa captura la luz del sol

El modo en que la estructura total de la vivienda captura el calor proveniente de la radiación solar es el factor que determina que tu casa se mantenga fresca o cálida.  Por regla general, en la mayoría de las latitudes del mundo donde los inviernos son templados, conviene orientar las zonas acristaladas como las ventanas (que son superficies de captura de calor) hacia el sur para no sufrir de calor extremo en verano.

En estos casos, conviene tener tambien ventanas orientadas al norte, este y oeste para asegurar la ventilación e iluminar mejor los interiores.

Si vives en una zona donde los inviernos son gélidos, deja las ventanas en el sur pero mantén paredes sólidas en el norte, este y oeste que almacenar el calor que entre del exterior.

Conoce las masas térmicas y aprovéchalas al máximo

Una masa térmica es una superficie sólida que almacena el calor que recibe de la radiación solar. Este recurso de uso propio de la orientación en la arquitectura bioclimática es muy útil porque libera el calor que se acumula durante el día haciendo que las noches sean cálidas en los interiores, pero también incluso hacer lo contrario.

Lo anterior suena extraño, pero ocurre debido a que una masa térmica de estas colocada directamente donde inciden los rayos del sol, evitará que el calor penetre directamente al interior, además de que atrapará el calor extra que se genere dentro y lo liberará por la noche al exterior a través de ventanas y otros sistemas de ventilación.

En resumen, lo que debes hacer es colocar una de estas masas en el sitio donde inciden directamente los rayos solares y luego agregar ventanas al lado opuesto si quieres mantener la casa fresca o colocarlas a los laterales, preferentemente bien aisladas con gomas y persianas, si quieres que se mantenga cálida.