Para evitar el calor en casa existen trucos que si no tenemos aire acondicionado nos irán de maravilla. Harán que disminuya esa sensación de bochorno y agobio provocado por las altas temperaturas del verano. Hoy desde Durmi os traemos una serie de consejos para hacer frente a estas altas temperaturas:

  • Persianas y cortinas: estas últimas a parte de darnos intimidad, hacen función de elemento aislante de los rayos de sol. Durante las horas centrales del día es importante que no estén recogidas. En el caso de las persianas es lo mismo, pero además de todo esto impiden que el cristal de la ventada coja temperatura.
  • Climatización: los ventiladores son mucho más económicos que el aire acondicionado y no necesitan instalación. También de pueden transportar de un lado a otro.
  • Textiles de materiales refrescantes: utilizarlos bien ayudará a rebajar la sensación de bochorno dentro del hogar. Textiles como el lino, el algodón o la gasa son de los más ligeros. Si los utilizamos en cojines, sofás, ropa de cama… Sentiremos mucha más frescor. Que sean de colores blancos y claros es mejor.
  • Jardines y plantas como aliados: plantar algún árbol en el jardín de hoja caduca deja pasar la luz en invierno y en verano hace una agradable sombra. Las parras o los arbustos también ayudan a absorber el calor.
  • Pérgolas y sombrillas: es importante extenderlas antes de que empiece a hacer mucho calor y plegarlos cuando atardece, así facilitamos la ventilación. Con ellos crearemos un espacio de sombra que se agradecerá.
  • Otros consejos: la orientación de la vivienda, mover el sofá para que quede lejos de las ventanas, cerrar la casa durante el día, apagar los aparatos que generan calor, ventilar la casa por la noche…