La pérgola bioclimática de Durmi es sinónimo de bienestar, diseño y ahorro de energía. Con sus lamas orientables, es un sistema nuevo de protección solar que te permite disfrutar de la vida al aire libre en cualquier época del año. Su instalación no requiere de obra en cualquier ubicación.

Con la pérgola bioclimática se podrá regular de forma natural la temperatura del lugar y a su vez protegerá de la lluvia, el sol, el viento o cualquier otro fenómeno meteorológico. Con un diseño muy moderno se adaptará a todos los estilos arquitectónicos y se convierte en una solución para las terrazas o jardines.

La estructura de la pérgola bioclimática es impermeable con lamas de aluminio orientables motorizadas. Su diseño se adapta a todos los ambientes. De materiales robustos que garantizan la durabilidad y es totalmente silenciosa.

Sus lamas son orientables, se pueden regular según convenga. Si se quiere el techo cerrado para que quede totalmente protegido. Si se permite una aireación de la estancia aunque esté lloviendo, sin llegarnos a mojar. También para disfrutar de una ventilación natural controlando la luminosidad, o para aprovechar el sol. También para aprovechar la luz al máximo pero sin que los rayos de sol nos molesten.

La pérgola bioclimática está compuesta de automatismos de última generación que se encargan de que su uso sea sencillo. Se podrá encender el alumbrado o conectar la calefacción con un solo mando, e incluso se puede controlar con el smartphone.

Si quieres más información sobre la pérgola bioclimática pulsa aquí.