Arranca el invierno. Llega el frío y con él un molesto dolor de cabeza: ¿con qué mecanismos afrontamos las bajas temperaturas? Cada vez es mayor el coste de la calefacción y demás sistemas de climatización… Por ello, desde Durmi ofrecemos las claves para conseguir el confort térmico en el interior de tu vivienda e independizarse definitivamente de un gasto energético que crece sin límites.

Todas las opciones de climatización son efectivas de manera inmediata. Pero la mayoría de ellas son soluciones a corto plazo. Los usuarios están expuestos, además, a la obsolescencia programada de estos aparatos. Es por ello que promovemos nuestros productos de protección solar y ventilación natural.

Con las lamas y celosías de Industrias Durmi, el ahorro energético es atemporal y continuo a lo largo de las cuatro estaciones del año. ¿Cómo conseguir el confort térmico en invierno? Vamos a señalar las claves para ello:

  • Ventilar las estancias interiores de tu vivienda durante las horas centrales del día, una acción posible con cualquier ventana. ¿Cuál es el valor añadido de nuestras lamas bioclimáticas? Sin lamas, la entrada del aire exterior es brusca y se produce un choque térmico. La consecuencia es una rápida bajada de la temperatura interior. Nuestras lamas permiten una ventilación natural gradual y frenan cualquier cambio drástico, manteniendo el confort térmico adecuado.
  • Nuestras lamas y celosías son una referencia en protección solar. En invierno, permiten maximizar la entrada de luz solar al interior de la vivienda, un sistema óptimo y natural de calefacción. Además, se trata de un producto 100% versátil: puedes optar por el sistema fijo, orientable, corredero, levadizo plegable… Estos sistemas permiten al usuario regular la protección solar y la ventilación natural según las necesidades del día o de la estación del año.
  • En el caso de las lamas de madera, absorben la humedad del aire exterior, de manera que las corrientes de aire que llegan al interior de la vivienda tienen una temperatura suavizada, una de las claves del confort térmico.
lamas de madera confort térmico

En imagen, las lamas fijas Dufix 35t de madera, un material sostenible que almacena CO2 durante toda su vida útil. Son una opción efectiva para lograr el confort térmico interior.

La influencia del confort térmico en el bienestar personal

Hemos enumerado las características de nuestras lamas bioclimáticas, pero conviene valorar los beneficios de salud que conlleva vivir en una vivienda eficiente energéticamente. En primer lugar, la calidad del aire mejora considerablemente al disponer de un sistema de ventilación natural continuo y que frena choques térmicos drásticos. Nuestro cuerpo, de esta forma, se expone a una temperatura suavizada cercana a los 20 grados.

El freno a la humedad, además, es un valor añadido de las lamas bioclimáticas. El mundo de la construcción alerta cada vez más de los riesgos de salud y problemas respiratorios que conlleva vivir expuesto a una humedad continua. Por otro lado, es vital prescindir de los sistemas de climatización ruidosos y nocivos para la salud. El gran beneficiado de tal medida es tu descanso personal. En definitiva, instalar lamas bioclimáticas es una garantía de ahorro energético y económico a largo plazo y un complemento imprescindible para lograr el confort térmico en tu vivienda.

lamas confort térmico

Lamas Dufix 50ov de aluminio con sistema fijo corredero. Cada propietario regula la entrada de luz solar y de aire fresco según sus necesidades para lograr el confort térmico.

Confort térmico compatible con el reciclaje y la sostenibilidad

En el anterior artículo (‘Lamas de aluminio vs madera Thermodur: ¿cuál encaja mejor con tus necesidades?’), destacamos una de las prioridades de Industrias Durmi como compañía: reducir al mínimo nuestra huella medioambiental. Nuestro producto es sostenible y proporciona ahorro energético, pero todo su proceso de producción también es ecológico, teniendo en cuenta el aluminio reciclado, la madera termotratada y materiales plásticos no degradables.