El hecho de vivir en armonía con el medio ambiente tiene muchos beneficios inmediatos. Para muestra basta la existencia de los siguientes elementos de la arquitectura bioclimática que no sólo te darán la oportunidad de aportar tu granito de arena a la conservación del equilibrio natural, si no también, de aprovechar mejor tus recursos y desde luego, de disfrutar al 100% tus espacios.

Protección solar

Ya sea por medio de toldos, persianas, celosías, telas tipo malla sombra e inclusive recubrimientos acrílicos que se aplican como pintura, la protección solar es uno de los elementos de la arquitectura bioclimática de mayor relevancia. El uso de estas soluciones permite aprovechar la radiación solar durante en invierno y a la vez mantener los interiores frescos con efectividad aún sin el uso de climatización artificial.

Más y mejor iluminación

El control de la radiación solar no permite únicamente regular la temperatura, sino también la iluminación natural para adaptarla a las necesidades del hogar. Los materiales inteligentes contribuyen al filtrado y bloqueo luminoso de manera que los interiores cuenten con luz regulable durante el día sin ayuda de luces artificiales.

Ahorro consumo energético

Al aprovechar la luz natural y mejorar el ambiente sin climatización artificial, es posible reducir el gasto corriente de un hogar al llevar al mínimo el consumo energético. No podrás creer lo mucho que se reducen las facturas de electricidad echando mano de los elementos de la arquitectura bioclimática.

Confort total

Si la comodidad total no la garantiza una temperatura adecuada y la iluminación necesaria para cumplir con tus tareas personales y hacer lucir tu hogar, no sabemos qué más podemos recomendarte. En Durmi encontrarás estas y muchas más soluciones integrales para un hogar confortable y sostenible.