El City Hub que fue inaugurado recientemente en Amsterdam se perfila con características claras de lo que podría ser el hotel del futuro. Su impronta tiene algún parentesco con los hoteles cápsula de Tokio. Pero ofrece un amplio margen de comodidad personal, con la conectividad virtual que rige en este momento la vida moderna.

Su propuesta está dirigida a la Generación Y. Se trata de hombres y mujeres solteros entre los 25 y 35 años, y que estás cómodos en un mundo virtual de conexión móvil y de pantallas táctiles. Su ubicación en una antigua zona industrial, combina la intimidad de un hotel, pero el costo accesible de una hostería. Es ideal para jóvenes viajeros que solo requieran de un alojamiento cómodo y un acceso simple para ver la ciudad y conocer personas.

Virtudes del hotel del futuro

Los huéspedes del City Hub se ubican en 50 unidades de descanso, llamadas Hubs. Cada uno tiene una cómoda cama doble, con conexión wifi gratuita, e iluminación ambiental graduable. Los huéspedes pueden acceder a música vía streaming, que pueden elegir mediante una aplicación propia del hotel. Las habitaciones son privadas, pero los baños son públicos.

Los sitios de reunión son ideales para personas sociales, como el amplio salón mediante el cual los viajeros se pueden conocer. También pueden acceder a los servicios del bar mediante una pulsera RFID personal que reciben al registrarse en este alojamiento. Mediante esta se contabilizan los gastos que realiza cada huésped.

La aplicación de este hotel del futuro, brinda una amplia gama de información a los turistas que les permite conocer los centros de interés de la ciudad, y los eventos más interesantes en los que pueden participar. Los usuarios también pueden hacer recomendaciones que se pueden incluir con el fin de mejorar esta guía, para los residentes futuros.

Imagen: