Una de las grandes preocupaciones del siglo XXI es la energía. En muchos hogares para no aumentar la factura de gas o luz se evita poner la calefacción en invierno y el aire acondicionado en verano y esto hace que se pierda el confort que todos deseamos. Existen otras maneras muy efectivas de equilibrar la temperatura del hogar sin tener que prescindir de energía, por ejemplo, con elementos para protección solar. El aislamiento es el punto más importante para esto, la fachada es clave para un ahorro energético efectivo, del mismo modo se reduce el gasto en las facturas a final de mes.

Los elementos arquitectónicos de las fachadas como son persianas, ventanas, toldos, cortinas… tienen una gran importancia para el ahorro energético, y se le debería dar más importancia a ello.

Protección solar

La manera de utilizar los elementos de protección solar y tener un buen aislamiento es muy importante ya que se pueden llegar a evitar hasta un 50% de fugas de calor o frío,  y se puede escapar a través de las ventanas y cristales, marcos de las puertas y ventanas, lamas, persianas… El objetivo fundamental de cualquier hogar es evitar facturas de luz elevadas y tener así un consumo mucho más responsable y eficiente de la energía.

Optimizar la energía del hogar es muy importante para conseguir esa calidez y confort deseado. Para hacer un uso eficiente de la energía de las casas, es fundamental conservar la temperatura ideal aprovechando la luz natural sin perder energía. Si se tienen fugas lo mejor es mejorar la calidad de los materiales de los que está compuesta la casa. En Durmi creemos que la calidad es un elemento fundamental para conseguir los resultados esperados, es por eso que trabajamos con los mejores materiales.

Las soluciones de protección solar como las celosíasson un elemento que favorece el control de la luz en cualquier tipo de vivienda o edificio, además nos protege del frío y el sol, reduciendo así el consumo energético de entre el 30% y el 50%.