Una pérgola bioclimática es un sistema de protección solar que permite disfrutar del espacio exterior durante todo el año. A pesar de la lluvia, la nieve o el sol abrasador, las personas pueden pasar un día agradable gracias a la protección de sus lamas.

Características básicas de la pérgola bioclimática

La pérgola bioclimática de Durmi está compuesta por una estructura de aluminio con lamas orientables y motorizadas. Dichas lamas se ponen en funcionamiento, de manera totalmente silenciosa, gracias a un mando a distancia. Este sistema de lamas ofrece aperturas desde los 0º hasta los 145º, permitiendo así cerrar o ventilar la estancia según lo desee el usuario.

No solamente es una ventaja estética, este movimiento permite un total aprovechamiento de la radiación solar, abogando así por una eficiencia energética absoluta.

Además, la pérgola bioclimática está construida con materiales de la más alta calidad, garantizando así una durabilidad ilimitada y un mantenimiento nulo.

Por lo que concierne al montaje, es rápido y sencillo, ya que no se necesitan obras para llevar a cabo su instalación. No hay ninguna tornillería visible y todos los cables eléctricos se ocultan dentro del perfil, de esta forma la imagen de la pérgola bioclimática es impecable.

Por último, cabe destacar que este producto está destinado a particulares que quieren disfrutar de sus espacios exteriores durante todos los días del año. Asimismo, también es óptimo para hoteles, restaurantes, bares, etc. De este modo, pueden rentabilizar sus terrazas durante mucho más tiempo.

¿Cuáles son los acabados de la pérgola bioclimática?

Otra de las ventajas que aporta la pérgola es su gran capacidad de personalización:

  1. Gran variedad de colores: en Durmi ofrecemos una gran variedad de colores para que el cliente escoja el que más desee.
  2. Iluminación: se puede añadir luz RGB de 8 colores o una luz LED blanca en alguna de las vigas o lamas. De ese modo, la estética de un restaurante, por ejemplo, es mucho más atractiva.
  3. Regulación de altura: en todo momento el cliente puede decidir a qué altura puede escoger la pérgola bioclimática.
  4. Calefactor: además también se puede colocar un aparato calefactor y, así, aprovechar mucho más la terraza o jardín.
  5. Música: también se puede escuchar música debido al control por Bluetooth.
  6. Instalación de todo tipo de cerramientos laterales: asimismo, se pueden colocar distintos tipos de cerramientos. Por ejemplo, screen, acristalado, sistema corredero con lamas…
  7. Sistema de recogida de agua pluvial: por último, el agua se puede evacuar por un lateral de la pérgola y de esta forma, no se acumula en las lamas.

En definitiva, la pérgola bioclimática de Durmi se caracteriza por su diseño, el confort que aporta y, sobre todo, por el importante ahorro energético que ofrece gracias a la orientación de las lamas. ¿Quieres disfrutar este verano con la pérgola bioclimática? Ponte en contacto con nosotros y explícanos tu caso, haremos un presupuesto a tu medida.