En Industrias Durmi trabajamos con diferentes materiales para realizar lamas y celosías a medida de alta calidad y 100% resistentes. Entre dichos materiales, encontramos: aluminio, PVC, los paneles fenólicos, madera e incluso el compuesto sintético Eco2.

Hoy te hablaremos de dos en concreto, el aluminio y el PVC. ¿Qué son, qué diferencias hay entre uno y otro, cuáles son sus características y ventajas principales?

 

Lamas de aluminio

El aluminio es uno de los materiales más empleados en el ámbito industrial y eso es debido a su ligereza, maleabilidad, larga vida y, sobre todo, enorme resistencia a la corrosión. Además, otra de las características que destaca en este material es que es altamente reciclable.

  • Se amolda rápidamente a una gran variedad de aplicaciones.
  • Genera de forma natural una capa de óxido con la que se protege frente a la corrosión. Asimismo, distintos tratamientos como el anodizado o galvanizado aportan un plus de resistencia.
  • Es un excelente conductor de la electricidad.
  • Destaca por su alta ductilidad, gracias a esa maleabilidad se puede emplear en infinidad de situaciones.
  • 100% reciclable. Cuando se recicla este material se ahorra hasta un 94% de coste energético.

Lamas de PVC

Por su parte, el PVC es un plástico muy utilizado en todo tipo de aplicaciones: piezas de automóviles, botellas de agua, tuberías, juguetes, pavimentos para interior y exterior, ventanas, muebles, mangueras, puertas, etc. Y, también, lo usamos en algunas de nuestras lamas.

  1. Cabe decir que destaca principalmente por su capacidad aislante. Este hecho hace que sea un material perfecto para perfiles, placas aislantes, fundas para cable eléctrico, suelos…
  2. Es muy durable y resistente, gracias a ellos un sistema creado con PVC puede durar más de 50 años.
  3. También, presenta una gran resistencia al desgaste y la corrosión.

En Industrias Durmi tenemos una amplia experiencia en el ámbito de la protección solar. Todo tipo de lamas y celosías de aluminio, con las que se pueden conseguir viviendas energéticamente eficientes.

Gracias a los sistemas de protección solar podrás proteger tu hogar de los molestos deslumbramientos y conseguir un buen ahorro energético. Si aprovechas los rayos solares de manera óptima, tu vivienda alcanzará un confort térmico agradable y, además, podrás ahorrar energía y dinero al reducir el consumo de los aparatos refrigeradores y calefactores.

¡No lo pienses más! Ponte en contacto con nosotros y explícanos tu caso, haremos un presupuesto adecuado a tu caso.