Una pérgola bioclimática es un sistema de protección solar que permite disfrutar de la terraza o el jardín durante los 365 días del año. No importa la temperatura exterior, ya que, gracias a sus lamas orientables, las personas quedan totalmente protegidas frente a los rayos solares, el frío, la lluvia o, incluso, la nieve. Por tanto, se trata de un sistema resistente, versátil, totalmente estético, con un montaje muy sencillo y apta para todo tipo de espacios.

¿Dónde se puede colocar una pérgola bioclimática?

Como hemos citado anteriormente, este sistema de protección solar es versátil y se puede instalar en todo tipo de ambientes, entre ellos destacan principalmente:

    1. Jardín o terraza particular: Hay muchas personas que se encuentran con un espacio inutilizado en su jardín o terraza particular. Una buena manera de aprovecharlo sería la instalación de una pérgola. De ese modo, se puede crear una agradable zona chill out con sofás, sillas o mesas, entre otros y, así, poder disfrutar con amigos de una estupenda velada al aire libre sin necesidad de preocuparse del tiempo que haga. En Industrias Durmi hemos llevado a cabo la instalación de pérgolas en todo tipo de terrazas o jardines particulares.

 

  1. Hotel: Otro de los lugares donde es muy habitual ver una pérgola bioclimática es en la terraza de un hotel. Gracias a ello, los propietarios pueden aprovechar las zonas exteriores durante las épocas más frías y, por su parte, los clientes siguen disfrutando de un lugar exterior pero siempre confortable.A pesar de que supone una inversión inicial, la instalación de una pérgola bioclimática en las inmediaciones de un hotel solo aporta ventajas. En Durmi hemos llevado a cabo diversos proyectos en algunos hoteles, no solo de este país, sino más allá de nuestras fronteras, como, por ejemplo, en los hoteles Saratoga y Meliá Cohiba de La Habana, el Hotel Puerto Bahía Spa, en Cádiz, o el Hotel Villa Mandi Golf Resort de Tenerife.
  2. Restaurante o bar: En último lugar, también destacamos los proyectos que se realizan en las terrazas de bares o restaurantes. Hay muchas personas que prefieren disfrutar de una velada al aire libre y no le importa la estación del año que sea. Por ello, es una buena idea contar con una pérgola bioclimática.Por lo que concierne a los proyectos de Durmi en este aspecto, cabe destacar el Café del Mar en Barcelona, el restaurante Reserva Higuerón de Málaga o el Café Soho de A Coruña.

En definitiva, esta solución de protección solar aporta el confort y el ahorro energético necesario. Gracias a su estructura, de lamas de aluminio orientables y motorizadas, se puede abrir o cerrar según lo desee el usuario. Pero no solo eso, es totalmente personalizable, puesto que ofrece infinidad de acabados para todos los gustos. Disponible en una amplia gama de colores, se pueden instalar luces LED e, incluso, también se pueden colocar cerramientos acristalados o sistemas correderos con lamas. Si quieres saber más acerca de la pérgola bioclimática, ponte en contacto con nosotros, te asesoraremos.