Ya tomaste la decisión de instalar una pérgola en tu jardín y ahora te preguntas cuales son las mejores maderas para pérgolas.  Por supuesto no todas son iguales. Son varios los aspectos a tener en cuenta, entre ellos, el más importante, las condiciones climáticas del lugar.

Para poder tomar la decisión conviene conocer un poco los tipos de maderas apropiadas para este propósito.

Tipos de maderas para pérgolas.

Las europeas:

Dentro del grupo de las europeas, que parecen ser las más apropiadas en primera instancia, tenemos el Pino de Suecia, Abeto de Suecia, Roble, Tilo, Haya Natural, Fresno, Sicomoro y el Castaño.

Las americanas:

Las maderas americanas, por obvias razones pueden llegar a tener costes superiores. Sin embargo es importante mencionarlas, ya que existen algunos bosques migrados desde el nuevo continente a tierras europeas. Ellas son: El Roble Americano, El Cerezo, El Cedro Rojo, El Pino Oregón, El Maple y el Nogal.

¿Cuáles pueden ser las mejores maderas para pérgolas?

Al ser la oferta tan extensa debemos considerar algunos aspectos. Como ya habíamos mencionado, la resistencia a los factores climáticos es uno muy importante. Sin embargo, el color y la textura también lo son.

  • La dureza de la madera.

Existen maderas duras y otras blandas. Por supuesto, las maderas para pérgolas ideales deben ser duras. Si consideramos este factor, definitivamente las coníferas, como el Pino, ofrecen las mejores garantías. El Caobo es otra buena elección.

La dureza de las maderas, está dada por la edad del árbol. Las maderas duras, corresponden a árboles que tardan muchos más años en alcanzar una edad adulta, que los de maderas blandas. Esto hace que sean más caras.

  • ¿Maderas secas o nuevas?

La madera seca es la apropiada, y lo es más si ha sido inmunizada e impermeabilizada, que son dos condiciones que deben tener las maderas para pérgolas.  La madera “verde”, contiene aún grandes cantidades de humedad que, en condiciones de intemperie la harán poco durable. Si se instala en verano, la madera se secará pero cambiara su tamaño y la estructura se debilitará.

En conclusión, podemos afirmar que las mejores maderas para pérgolas son las provenientes de la coníferas, preferiblemente europeas, que hayan sido secadas, impermeabilizadas e inmunizadas.

Si estas interesado en construir una pérgola para tu jardín, deja esta labor en manos de expertos. Para contratar a la mejor compañía de España, solo tienes que pinchar aquí.