Una pérgola bioclimática es una muy buena opción para ampliar el área habitable de toda clase de negocios que se relacionen con la hostelería. Estas pérgolas te permiten disfrutar del espacio exterior durante todo el año. Además no requieren de obra para su instalación.

La pérgola bioclimática de Durmi tiene un amplio abanico de posibilidades tanto para viviendas particulares como para restauración y hostelería. Resultan altamente útiles y eficaces para ambos casos. Se adaptan a todo tipo de proyectos y sus lamas te protegen del sol y del mal tiempo. Por lo tanto, es muy efectiva tanto en invierno como en verano.

Tiene una estética cuidada y gracias a su variedad de diseños y acabados seguro que encuentras la que se adapte a ti. Con la pérgola bioclimática se consigue adaptar y hacer más confortables las zonas al aire libre durante cualquier época del año. Tienen la capacidad de orientar sus lamas para buscar el mejor confort térmico, además de asegurar una perfecta ventilación natural.

Este sistema de protección solar permite regular la temperatura de la estancia de forma natural, resguardando de la lluvia, viento, radiación solar, frío… Su estructura motorizada de lamas de aluminio orientables da muchas posibilidades de inclinación.

Además, cuenta con muchos accesorios que se le pueden añadir para que la pérgola sea mucho más cómoda y adaptada a tus necesidades. Sensores de lluvia y/o viento, sonido, música vía bluetooth, luces LED, calefactores integrados para climatación… El sistema que tiene esta pérgola es el más avanzado en el mercado, además se hacen a medida y con los complementos que cada uno quiera.