¿Cuándo podemos pensar en pérgolas de aluminio? Cuando pensamos que un sitio en el espacio exterior de la casa, es propicio para crear un ambiente cómodo, acogedor y confortable. Pero también  cuando tenemos la necesidad de ofrecer protección para el coche, o para cualquier tipo de muebles que tengamos en el jardín de la casa.

Pero si tenemos un establecimiento comercial, y deseamos ampliar un espacio para atender a nuestros clientes, también pensamos en pérgolas de aluminio.

Las pérgolas se pueden fabricar en diversos materiales, siendo el más común la madera. No obstante, materiales como  el hierro, el aluminio e incluso, aunque no es frecuente, el hormigón tienen un espacio en esta lista.

Cada opción tiene sus ventajas, y la elección depende en gran medida del gusto, del espacio, de las condiciones climáticas y de la dinámica que pueda ofrecer el material. En este sentido, las pérgolas de aluminio ofrecen ventajas y condiciones que no son posible encontrar en otros materiales.

Ventajas de las pérgolas de aluminio.

  • El aluminio es más ligero que cualquier otro metal y mucho más resistente que la madera.
  • El aluminio, a diferencia de otros metales, no se oxida.
  • Ofrece texturas y variedad de colores.
  • Cualquier tipo de modificación, expansión o alineación, será mucho más fácil de realizar en pérgolas de aluminio.

¿Esto significa que recomendamos las pérgolas de aluminio, sobre las de madera o de hierro? No.  Cada material tiene ventajas y desventajas, y es bueno conocerlas.  Todo depende de las condiciones específicas del jardín o de la terraza, o incluso del uso que se va a dar al espacio.

Siempre, la ayuda de un profesional especializado, será bienvenida. Si estás pensando en instalar pérgolas, toldos o persianas en tu hogar, en la oficina o en un local comercial, y necesitas ayuda solo debes seguir este enlace.