Las pérgolas bioclimáticas son un sistema de protección solar que se colocan en el jardín o terraza y se puede recurrir a ellas durante todo el año, incluso en los días más fríos o más calurosos. A diferencia de las pérgolas convencionales, las bioclimáticas están creadas a partir de aluminio y lamas orientables. Por ello, en función de las condiciones meteorológicas, las lamas se pueden abrir o cerrar para conseguir la temperatura deseada.

Ventajas de una pérgola bioclimática

Como hemos explicado, la principal característica de las pérgolas bioclimáticas es su hermeticidad. Si quieres pasar una tarde de verano en el jardín, gracias a sus lamas orientables, se puede bloquear el paso de luz solar con el fin de que no suban excesivamente las temperaturas. Pero, ¿qué más beneficios aporta tener una de estas características?

  1. Ventilación: Además de protegerte del calor abrasador, también ofrece la capacidad de ventilar. Regulando la apertura de la pérgola, puedes hacer que entre más o menos aire e incluso indicar hacia dónde quieres que se dirija ese aire.
  2. Resistencia: Las pérgolas de aluminio son totalmente resistentes y firmes en comparación con otros materiales como el plástico o la madera. A pesar de las inclemencias meteorológicas, véase granizo, nieve o lluvia, las pérgolas bioclimáticas aguantarán en perfectas condiciones durante mucho más tiempo.
  3. Estética: Las pérgolas de DURMI son 100% estéticas y totalmente personalizables, es decir, pueden ser decoradas a tu gusto. Por ejemplo, se puede añadir una iluminación LED para así disfrutar del espacio hasta de noche o, también, persianas, cortinas e incluso vidrio por si quieres cerrar más el espacio.
  4. Montaje fácil y sencillo: A diferencia de otro tipo de pérgolas, éstas se instalan fácilmente y sin necesidad de obras interminables. La tornillería no está visible y todos los cables quedan escondidos entre los perfiles.
  5. Versatilidad: Por último, también es importante decir que las pérgolas se pueden colocar en cualquier espacio, es decir, puede haber pérgolas para terrazas de bares, pérgolas de aluminio para jardín, etc.

En definitiva, si quieres saberlo todo acerca de las pérgolas bioclimáticas, ponte en contacto con nosotros. Explícanos tus deseos y crearemos una pérgola bioclimática a tu medida. Debes saber que en DURMI trabajamos con diferentes acabados y colores, por ello, siempre habrá una pérgola bioclimática acorde a tus gustos.