La construcción es uno de los sectores donde se produce más contaminación medioambiental, ya que genera efectos totalmente negativos en el medioambiente de forma directa e indirecta. Algunos materiales de construcción son contaminantes y a eso hemos de sumar la construcción del edificio en sí y la posterior generación de los residuos.