Este es el contexto por el cual las lamas para ventanas son ideales durante el verano, que es probablemente tu estación del año favorita. Los días son largos, con luz solar más allá de las nueve de la noche. Una situación ideal para proponer planes outdoor con tus amigos, tu pareja y tu familia. Se acercan las vacaciones de agosto. Podemos combatir el calor con baños en la playa o la piscina, con refrescos… Pero existe un gran inconveniente: el calor y la humedad que llegan al interior de tu vivienda y que impiden que descanses bien por las noches, a menos que cuentes con lamas para ventanas.

Se trata de un problema que se agrava con la llegada de ciertas olas de calor como la vivida la semana pasada. Estamos acostumbrados a altas temperaturas durante el día, pero lo que no soportamos es el excesivo calor durante la noche. Durante esta ola de calor, que ha azotado la mayor parte del territorio español, la corriente de aire fresco por las noches ha sido casi inexistente.

Generalmente, se opta por sistemas de climatización como el ventilador o el aire acondicionado, que son realmente útiles y satisfactorios, pero a corto plazo. Nos refrescan durante una tarde, una noche. Pero a largo plazo, son sistemas costosos por su elevado consumo energético.

Las lamas para ventanas, la elección inteligente

¿Y por qué las lamas bioclimáticas son una opción a considerar? Porque aportan ventilación natural a las estancias interiores de tu vivienda a lo largo del día. El material de las lamas para ventanas de Durmi, además, garantiza una durabilidad a largo plazo. Son altamente estancas y totalmente fiables durante años. Te explicamos, con números, el efecto refrigerante de nuestras lamas bioclimáticas:

Lamas para ventanas

En verano, con las lamas para ventanas de Durmi, existe una diferencia abismal entre la temperatura exterior y la interior.

Nuestro producto atesora años de experiencia y decenas de proyectos en los que demuestra su funcionalidad de aislamiento térmico. Tanto en invierno como en verano, las lamas para ventanas de Durmi suavizan la temperatura exterior para que goces de una temperatura alrededor de los 20 grados. Es un éxito probado que refresca cada día más viviendas y edificios comerciales. De hecho, son múltiples los centros educativos y los hospitales que han confiado en las lamas bioclimáticas de Durmi. ¿Por qué? Mira:

Lamas para ventanas

Además de la agradable ventilación natural, nuestras lamas y celosías ofrecen un amplio paso de luz solar, de manera que las estancias interiores de tu vivienda contarán con iluminación natural durante el día.

Nueva obra de lamas para ventanas en plena ola de calor

Nuestro último proyecto precisamente se ha desarrollado a mediados de junio, en plena ola de calor. En este bloque de viviendas de la ciudad de Barcelona (calle Sant Germà, 5), la Constructora d’Aro se ha encargado de instalar nuestras lamas bioclimáticas fijas Dufix 40t, toda una garantía de protección solar de edificios.

Lamas para ventanas

Eficiencia energética y protección solar de la fachada: las dos grandes garantías de nuestras lamas para ventanas.

Estas lamas, que han contribuido a erigir una fachada totalmente preciosa, no son el único sello de Durmi en la obra. La Constructora d’Aro también ha querido contar con los paneles de chapa Dupanel Perforée, una chapa de aluminio con un amplio abanico de posibilidades de perforación.

Tanto las lamas como los paneles de chapa mencionados disponen de diferentes sistemas de apertura (corredero, plegable, levadizo, etc.), de manera que cada familia podrá abrir sus ventanas cuando lo deseen.

Estos dos productos de Durmi, en definitiva, son una bendición en verano: los usuarios de cada piso gozarán de una temperatura suavizada y un considerable paso de luz solar. Conjuntamente, componen un sistema de protección solar que aísla las estancias interiores del calor sofocante del verano.

Para cualquier duda sobre nuestras lamas para ventanas, contacta con nosotros y te asesoraremos en tu proyecto sin compromiso.