En su edición especial de pérgolas, la revista Protección Solar se hace eco de nuestros casos de éxito en el sector HORECA. Las pérgolas bioclimática y retráctil de Industrias Durmi forman una nítida simbiosis con jardines y terrazas, por lo que cada vez más restaurantes y hoteles de renombre apuestan por nuestros productos.

La delicadeza más rígida. Esta es una antítesis que simplifica las características de las pérgolas de Industrias Durmi, marca de confianza en el mundo de la protección solar. Por un lado, nuestras pérgolas son sinónimo de calidad y diseño: su instalación es sencilla, sus lamas motorizadas funcionan como la seda y sus acabados ofrecen una máxima adaptabilidad a diferentes espacios exteriores.

Pérgola bioclimática

La pérgola bioclimática de Durmi en el Hotel Silken (Lekeitio, Bizkaia).

Por otro lado, las pérgolas Durmi combinan esta elegancia con una fiable robustez, ya que cuentan con la lama de mayor envergadura del mercado. De esta manera, el conjunto de la pérgola garantiza una resistencia total a cualquier parte meteorológico. Sacarle provecho a su terraza o jardín será independiente al buen o al mal tiempo, una virtud imprescindible en una época en la que el ocio al aire libre es la mejor recomendación para frenar la propagación de la COVID-19.

La pérgola bioclimática no entiende de estaciones

Nuestras pérgolas destacan por su fórmula 365, ya que llevan sensores incorporados. Ante la lluvia, las lamas se cierran hermética y automáticamente. Y ante fuertes ráfagas de viento o cargas de nieve, las lamas se abren para no sufrir daños. Además, la pérgola puede incorporar un sistema calefactor y un cerramiento de vidrio lateral para suavizar las bajas temperaturas del exterior.

La pérgola bioclimática, fabricada con aluminio extrusionado con aleación 6063 – T5, cuenta con diferentes opciones de diseño. La pérgola puede ser autoportante, adosada o dúplex, todos ellos diseños minimalistas con capacidad de adaptarse al estilo de su casa o comercio. En definitiva, este conjunto de lamas motorizadas con sensores inteligentes son la clave para un placer exterior atemporal.

Pérgola bioclimática

En una velada al aire libre, la pérgola de Industrias Durmi ofrece un gran paso de luz y aire (Restaurante Raíces).

La posibilidad de llenar sus mesas todos los días del año a pesar del mal tiempo es lo que ha convencido a múltiples restaurantes y cadenas hoteleras para adquirir la pérgola bioclimática de Durmi. Un ejemplo de ello es el Hotel Silken en la bahía de Lekeitio (Bizkaia), una de las regiones más lluviosas de toda la Península. Este hotel, además, optó por instalar tiras LED RGB, uno de los accesorios que se pueden añadir a la pérgola. El resultado, tal como se puede apreciar en la imagen, es una estética idílica.

La pérgola bioclimática parte de una estructura minimalista que encaja con cualquier paisaje arquitectónico, y puede integrar un sistema de audio y luces LED en las lamas. También se pueden instalar los LED en el sistema perimetral, como es el caso de la pérgola instalada en el Restaurante Raíces, en Fuengirola (Málaga). De norte a sur, el equipo de Durmi recibe de manera frecuente un feedback muy positivo del rendimiento de la pérgola bioclimática, una estructura que destaca por su eficiencia y elegancia.

Voz autorizada en el sector de la protección solar

El crecimiento continuo de nuestras pérgolas no ha caído del cielo, sino que se debe a la presencia de Industrias Durmi en ferias y eventos de arquitectura y diseño. Nuestro equipo se ha enriquecido del intercambio de ideas con arquitectos, interioristas y demás profesionales del mundo de la gestión solar. De manera progresiva, Durmi se ha posicionado como marca de prestigio en la arquitectura bioclimática: restaurantes con estrellas ‘Michelin’ como el Bo.TIC en Corçà (Girona) han confiado en nuestra pérgola.

Las últimas ferias a las que ha asistido Industrias Durmi son interihotel y Architect@Work, eventos de referencia para arquitectos y diseñadores de toda Europa, a las que hay que añadir HIP y Horeca Baleares. En todas ellas, su pérgola bioclimática se ha consolidado como una construcción que aúna fiabilidad y estética. Sin embargo, Durmi ha querido reinventarse para ofrecer un diseño alternativo.

La pérgola retráctil, una solución camaleónica

Como resultado de la creciente demanda del cliente final y de clientes del sector de la restauración, Durmi ha desarrollado otra línea de producto: la nueva pérgola retráctil, que permite un concepto diferente de abertura. Mientras el modelo bioclimático dispone de lamas motorizadas que se abren y se cierran, el modelo retráctil consiste en un conjunto de lamas que, a partir de un motor oculto, pueden avanzar o retraerse según la elección del usuario y las necesidades del momento del día o del año.

Pérgola retráctil

El modelo retráctil permite bloquear la lama en cualquier punto del proceso de apertura. Confort y diseño a tu medida.

La pérgola retráctil respeta todas las características de la pérgola bioclimática: ofrece la misma resistencia a las precipitaciones de lluvia y nieve y a las ráfagas de viento, y también puede incorporar un calefactor de bajo consumo y el cerramiento de vidrio templado.

En la prestigiosa feria de interihotel (Barcelona), Durmi ha detectado la decidida apuesta de negocios de la restauración y la hostelería por habilitar sus zonas exteriores. Por parte de clientes y profesionales del sector, la pérgola retráctil ha tenido un recibimiento impecable por su adaptabilidad a distintas necesidades y estructuras arquitectónicas. Tanto clientes como profesionales del sector valoran su potencial de maximizar la cantidad de luz solar y de ventilación deseada. Las pérgolas de Durmi, en definitiva, presentan un escenario exterior para acariciar el cielo.