En este verano tan atípico en el que muchas personas no podrán desplazarse para disfrutar las vacaciones como sí ha ocurrido otros años, es importante acondicionar el hogar para pasar estos días de calor de la mejor manera posible.

Una de las mejores formas, sin duda, es apostar por una pérgola bioclimática y colocarla en el jardín o la terraza de la vivienda. Es una apuesta segura por la seguridad, la estética y la eficiencia energética.

Pérgola bioclimática: diseño, confort y ahorro energético

Gracias a la pérgola se puede disfrutar del jardín durante los 365 días del año, puesto que las lamas de protección solar orientables se pueden ajustar para dejar entrar más o menos luz y, además, proteger a las personas de la lluvia y/o la nieve.

Cabe decir que este elemento de protección solar se caracteriza por su excelente apertura, se puede abrir desde los 0º hasta los 145º. De ese modo, permite ventilar la estancia según lo desee la persona. Una vez abierta, la lama orientable de forma plana y de 270 milímetros da una mayor amplitud y luminosidad al espacio. Finalmente, este movimiento de las lamas asegura un absoluto aprovechamiento de los rayos solares y el sellado de las mismas proporciona una óptima estanqueidad, favoreciendo así la creación de un espacio totalmente cerrado y hermético, ajeno al clima exterior.

Diseños de pérgola bioclimática para jardín

Como hemos explicado, la colocación de una pérgola en el jardín es un acierto seguro. Ya conoces las ventajas, ahora te mostraremos la gran variedad de pérgolas que existen:

  1. En primer lugar, puedes decidir el material de la misma, una pérgola de obra, de madera, de aluminio, con cobertura de lona, con cobertura de cañizo, de bambú, de plástico…
  2. En segundo lugar, cuando ya sabes de qué material se trata, debes escoger el color o colores. Por ejemplo, en Industrias Durmi trabajamos con la tabla de colores RAL.
  3. Por último, también puedes decidir el diseño referente a la forma y a la superficie: plana, a dos aguas, a un agua, triangular, con formas redondas, totalmente cubierta, cubierta parcialmente, adosada, autoportante, dúplex, etc.

Ahora, después de conocer todo acerca de la pérgola bioclimática ¿te has decidido ya a conseguir una? Si tú también quieres remodelar tu jardín o terraza, ponte en contacto con nosotros y cuéntanos tu idea, haremos un presupuesto a tu medida.