Cerramiento para pérgola bioclimática: ¿Cuál es el mejor?

Las pérgolas bioclimáticas han ganado popularidad como una solución elegante y funcional para el diseño de espacios exteriores, como jardines y terrazas, ofreciendo un equilibrio armonioso entre estética y funcionalidad. Estas innovadoras estructuras combinan elementos de la arquitectura moderna con tecnología avanzada para crear entornos versátiles y confortables.

Las pérgolas bioclimáticas están diseñadas para adaptarse a las condiciones climáticas cambiantes, permitiendo a los usuarios disfrutar de sus espacios al aire libre en cualquier época del año. En verano proporcionan sombra y refugio frente al intenso calor, y en invierno aíslan de la lluvia y del frío.

Disponen de lamas orientables, gracias a la capacidad de ir ajustando su inclinación, estas estructuras proporcionan control sobre la entrada de luz y ventilación, creando así ambientes personalizados y sostenibles. Existen diversos tipos de cerramientos para pérgolas, en este post te contamos todas las opciones que encontrarás para que elijas la que más te convenga.

En este post, te explicaremos lo que es un cerramiento para pérgola bioclimática, cuáles son los mejores tipos de cerramientos, cómo elegir el más adecuado, y como pueden aumentar la eficiencia energética de una pérgola bioclimática. En Durmi creamos pérgolas a medida cerradas o abiertas, ¡Tú eliges!

¿Qué es un cerramiento para pérgola bioclimática?

Un cerramiento para pérgola bioclimática es una incorporación funcional que transforma la pérgola originalmente abierta en un espacio más versátil y adaptable, permitiendo su uso durante diversas condiciones climáticas y ampliando las posibilidades de disfrute del espacio al aire libre.

Estos cerramientos pueden incluir paneles deslizantes, cortinas enrollables, paredes laterales o sistemas de lamas ajustables. Los materiales utilizados varían y pueden ser transparentes, como el vidrio o el policarbonato, para mantener la luminosidad, o más opacos, como tejidos resistentes al agua, para ofrecer protección contra la lluvia. La elección del cerramiento depende de las necesidades específicas, el clima local y el diseño estético deseado.

Tipos de cerramientos para combinar con una pérgola bioclimática

Ventajas de las pérgolas bioclimáticas

Si quieres escoger un cerramiento para pérgola bioclimática, debes saber qué hay de diferentes formas, tantas como diferentes tipos de cubiertas. Puedes optar por planchas de policarbonato, por tablillas o listones de madera, con todas las calidades de maderas del mercado; por lonas fijas que sean resistentes para aguantar las inclemencias del tiempo, e incluso, por esteras o cañas de bambú.

Una opción muy práctica es el cerramiento con cortinas de cristal, que permite la total visibilidad y la más alta protección del espacio.

¡Vamos a ver cada uno de ellos!

  • Planchas de policarbonato:

Ofrecen una combinación única de resistencia, durabilidad y transparencia. Estas planchas están fabricadas a partir de un material plástico termoplástico conocido como policarbonato, que se caracteriza por ser liviano pero extremadamente resistente. Su transparencia permite la entrada de luz natural, lo que crea un ambiente luminoso y agradable bajo la pérgola. Al mismo tiempo, filtran los rayos UV perjudiciales, protegiendo a las personas y los muebles del exceso de exposición solar.

  • Listones de madera:

Añaden un toque estético y funcional a tu espacio al aire libre. Son de madera tratada para resistir las condiciones climáticas. Pueden colocarse de manera horizontal, vertical o diagonal, según tus preferencias estéticas y la cantidad de privacidad que desees. El espacio entre los listones también es importante. Si se colocan cerca, proporcionarán más sombra y privacidad, pero si están más separados, permitirán una mayor entrada de luz y una sensación más abierta. Puedes incorporar plantas trepadoras para lograr un aspecto más natural y verde.

  • Lonas Fijas:

Añaden versatilidad y funcionalidad al espacio al aire libre. Están fabricadas con materiales resistentes a la intemperie, como poliéster recubierto de PVC o tejidos acrílicos. Se fijan de manera segura al sistema de la pérgola mediante un sistema de anclaje que puede incluir rieles, cremalleras o ganchos. Esto garantiza que permanecerán estables incluso en condiciones climáticas adversas. Permiten un control eficiente de la luz solar y la temperatura. Pueden desplegarse para proporcionar sombra en días calurosos y recogerse para permitir una mayor entrada de luz en días más frescos. Las lonas están disponibles en una variedad de colores y diseños, lo que te permite personalizar el aspecto de tu pérgola.

  • Cortinas de cristal fijas o móviles:

Es una opción elegante y funcional, proporcionando un ambiente abierto pero protegido. Están compuestas por paneles de vidrio templado o laminado, lo que permite mantener la transparencia y aprovechar al máximo la luz natural. Esto crea un espacio luminoso y visualmente expansivo. Se deslizan suavemente a lo largo de un sistema de rieles, permitiendo abrir o cerrar completamente el espacio según las condiciones climáticas y las preferencias personales. Ofrecen propiedades de aislamiento térmico, contribuyendo a mantener una temperatura confortable en el interior de la pérgola durante todas las estaciones del año. El aspecto general es moderno y elegante, ofreciendo líneas limpias y un diseño minimalista.

¿Cómo elegir el mejor cerramiento para pérgola bioclimática?

La elección del cerramiento apropiado para una pérgola bioclimática está fuertemente vinculada al propósito que se le quiera dar. En el caso de actividades recreativas, como ver películas en una pantalla, charlas u otras actividades, es recomendable considerar cortinas de cristal móviles. Por otro lado, si la pérgola se destina a reuniones más formales, se sugiere optar por cortinas de cristal fijas.

Es esencial evaluar el espacio disponible y las vistas al exterior, ya que estos aspectos permiten maximizar los beneficios de la pérgola bioclimática, creando un entorno cómodo con un equipamiento directamente relacionado con el uso previsto.

Es fundamental tener en cuenta las dimensiones disponibles y la orientación de la pérgola bioclimática. Esto garantizará una distribución adecuada del espacio y permitirá aprovechar al máximo la luz natural, así como controlar la exposición al sol en diferentes momentos del día.

Otro factor relevante a considerar es la elección de materiales para el cerramiento, teniendo en cuenta la resistencia a las condiciones climáticas locales. Optar por materiales duraderos y de alta calidad asegurará que la pérgola mantenga su funcionalidad y estética a lo largo del tiempo.

Uso del cerramiento para aumentar la eficiencia energética de la pérgola

 

El aislamiento térmico que proporcionan los cerramientos pueden mejorar de manera drástica la eficiencia energética de la pérgola bioclimática. Al retener el aire caliente en el interior durante días fríos y aislar el aire caliente del exterior en días calurosos, garantiza un ahorro energético.

Los cerramientos pueden ajustarse para controlar la cantidad de luz solar necesaria para calentar el aire dentro de la estructura. También es posible instalar paneles solares para capturar una mayor cantidad de energía aprovechable, convirtiendo la generación autónoma en una realidad. De esta manera, con los cerramientos adecuados, es factible aumentar de manera significativa la eficiencia energética de una pérgola bioclimática.

Cerramientos para pérgola bioclimática en Durmi

En Durmi creamos tu pérgola bioclimática a medida con distintos tipos cerramientos para adaptarse a distintos usos.

  • Pérgolas cerradas de aluminio:

Este modelo de pérgola es una invitación a expandir tu espacio vital de manera sofisticada. Mediante elegantes cerramientos laterales, te permite crear una estancia adicional. Transforma tu espacio exterior en una serena oficina alternativa, una sala de ocio y conversación o un rincón tranquilo para la lectura.

  • Pérgolas acristaladas de aluminio

La transparencia y la fortaleza convergen en nuestras pérgolas cerradas con cristal, ofreciendo un aislamiento superior, tanto térmico como acústico. Si lo que quieres es crear una estancia exterior que rompa con lo ordinario, este tipo de cerramiento es el ideal.

  • Pérgolas cerradas con screen

Estos sistemas de cortinas finamente tejidas ofrecen una versatilidad que permite recogerlos o extenderlos según el momento y tus deseos. Los screen son guardianes contra las inclemencias meteorológicas, protegiendo tanto del sol como del frío invernal. Su presencia transforma su pérgola en un refugio confortable y acogedor.

 

 

 

Déjanos tu comentario

Contenido relacionado