¿Por qué es esencial tener una casa eficiente?

Los edificios en España suponen el 36% del consumo total de energía y son los responsables de un tercio de las emisiones totales de CO2. Por esa razón, es muy importante que los edificios sean eficientes porque no solamente se ahorra energía y, consecuentemente, se protege el planeta de emisiones contaminantes, sino que también supone un gran ahorro económico para el hogar.

¿Cómo puedes convertir tu vivienda en un lugar 100% eficiente?

Una de las primeras acciones que puedes realizar es renovar los sistemas relacionados con la energía (aire acondicionado, calefacción, electrodomésticos…). Además, puedes integrar energías renovables y, por último, también lo conseguirás mejorando el aislamiento de tu hogar cambiando ventanas y puertas.

Beneficios de un edificio eficiente

A continuación te explicamos detalladamente todas las ventajas de vivir en un edificio eficiente:

  • Protección del medio ambiente: como hemos explicado, si una casa es eficiente energéticamente reduce las emisiones contaminantes y, por tanto, protege el planeta.
  • Ahorro económico: asimismo, gracias a una casa eficiente donde hay un correcto aislamiento, no se necesita aire acondicionado ni calefacción. Gracias a eso, se puede ahorrar en la factura de la luz.
  • Aumento de confort: una vivienda aislada correctamente mantendrá una temperatura adecuada. Por tanto, las personas vivirán en un ambiente confortable y, en definitiva, en las mejores condiciones.
  • Beneficios fiscales: los edificios construidos de manera eficiente pueden verse beneficiados con reducciones fiscales e incluso con subvenciones públicas.
  • Rentabilidad: a pesar de que la rehabilitación o construcción de un piso eficiente sea de un coste elevado, en poco tiempo será totalmente rentable. Todo lo invertido en un primer momento se verá amortizado gracias al gran ahorro energético.
  • Buena calidad del aire: gracias a los sistemas de ventilación eficientes, se regenera el aire y se consigue una perfecta calidad del aire.
  • Mejor acústica: además de un mayor aislamiento térmico, también se consigue un buen aislamiento acústico. Gracias a la escasa utilización de electricidad, no hay ruidos y, por tanto, los hogares son mucho más silenciosos.
  • Mayor durabilidad: está demostrado que una vivienda eficiente energéticamente es de mayor calidad que otras, por ello, durará en mejores condiciones durante mucho más tiempo.

En DURMI trabajamos con lamas fijas, fijas-continuas y orientables todas ellas protegerán tu hogar de los rayos solares y te proporcionarán un gran ahorro energético. Si quieres saber más acerca de la eficiencia energética en el hogar, ponte en contacto con nosotros, te ayudaremos.